Cremas Hidratantes Piel Sensible

Cremas Hidratantes Piel Sensible

Las indispensables, las mejores cremas para la piel sensible que no te fallaran.

 

En EcoChic sabemos que una piel sensible, es aquella que reacciona irritándose con facilidad a determinados estímulos, los cambios ambientales o determinados químicos agresivos son los principales factores, aunque también es una reacción muy asociada a las pieles ...

Las indispensables, las mejores cremas para la piel sensible que no te fallaran.

 

En EcoChic sabemos que una piel sensible, es aquella que reacciona irritándose con facilidad a determinados estímulos, los cambios ambientales o determinados químicos agresivos son los principales factores, aunque también es una reacción muy asociada a las pieles secas, puede darse también en las pieles grasas, que queden desprotegidas por una fuerte deshidratación y para afrontar todos estos cambios nada mejor que comprar la mejor crema hidratante para piel sensible que tu piel pueda necesitar.

 

 

¿Cuándo usar una crema hidratante para la piel seca?

 

La piel sensible es una piel desequilibrada, las principales causas y factores que hacen necesitar tener una crema hidratante para la piel sensible eficaz pueden ser la deshidratación, es la primera causa que altera la dermis, la falta de agua la debilita de forma drástica la barrera hidrolipidica, las condiciones ambientales adversas o extremas, viento, frio o calor, el grosor de la piel, la piel sensible se caracteriza porque es mas fina que las demás y ello hace que la piel este mas expuesta, el uso de medicamentos y los factores genéticos también son factores importantes a tener en cuenta, por ello echa mano de una crema para piel sensible eficaz y adecuada a tus circunstancias para afrontar estas situaciones.

 

Por ello, si tu piel ya es sensible de por si, o cumple varios de los requisitos anteriores, es un buen momento para comenzar a utilizarla:

 

  • El estrés emocional, afecta a la presión arterial y en consecuencia al enrojecimiento de capilares faciales.
  • Los cambios hormonales, dominan y alteran todos los aspectos estéticos y emocionales que acaban afectando a la presión del sistema circulatorio.
    .
  • Piel seca o muy seca, la falta de agua destruye la estructura dérmica y la deja totalmente expuesta.
  • Vivir en un clima frio o muy cálido de forma prolongada.
  • La deshidratación superficial e interna del organismo.
  • La edad, a mayor edad, mayor probabilidad de aumentar el riesgo de sufrir de los síntomas de una piel sensible.
  • Hábitos incorrectos de higiene facial.

 

 

¿Cuáles son los síntomas a los que tengo que poner atención para saber si necesito una crema de piel sensible?

 

Cuando las piel se sensibiliza en exceso se produce un estrés en el cutis haciendo que la dermis se altere, es entonces cuando aparecen rojeces, picores, venitas, tirantez, irritación o descamación.

 

Según especialistas, la aparición de casos de pieles sensibles aumenta cada año hasta un 40%.

Las causas de este aumento se debe a las condiciones del medio que nos rodea, la polución, factores internos propios de cada individuo como el estrés, o el consumo de ciertos tóxicos, como el tabaco o el alcohol.

 

 

La mejor crema para piel sensible para rescatar tu piel.

 

Pero si a pesar de no tener la piel sensible has sufrido de forma transitoria algunos de los episodios mencionados anteriormente, es posible que también necesites comprar una crema para piel sensible de forma temporal. En EcoChic tenemos una para cada tipo de piel y podemos distinguir distintos tipos de cremas para pieles sensibles con rojeces:

 

Crema hidratante piel sensible hipo alergénica, para las pieles hipersensibles, este tipo de test dermatológico nos aporta unas garantías de falibilidad y confianza a la hora de elegir una producto.

Crema para pieles sensibles mixtas, tiene texturas más fluidas, no dejan sensación grasa y se absorben con facilidad.

Crema para pieles sensibles maduras, el componente antiedad es mucho mayor y suelen ser mas ricas en antioxidantes, ácido hialurónico y factores de crecimiento celular.

Crema para piel sensible y deshidratada, la relación entre agua y aceite es distinta a las demás, la parte lipídica aumenta creando texturas más untuosas, emolientes y protectoras para evitar la pérdida de agua y dar más flexibilidad.

Crema para piel sensible de noche, cuando dormimos es cuando la piel pasa a procesos de regeneración celular y una parte importante es restablecer el daño causado en la dermis durante el día.

 

Marcas de cremas para la piel sensible que cumples estas características pueden ser, Alphanova, Twelve, S5, Dr. Joseph o Dafna’s.

 

 

Principios activos de las cremas para piel sensible y reactiva.

 

Todos los cosméticos van dirigidos a mejorar el enrojecimiento de la piel, siempre teniendo en cuenta que una crema para piel sensible nunca estará compuesta por componente irritantes, abrasivos, alcohólicos, o que aporten calor al tejido.

 

Todos los productos utilizados se destinarán a la reparación de la barrera protectora de la piel, mejorar la hidratación y proteger de los agentes externos. Componentes como el espino blanco, el ginkgo biloba, el meliloto y la vid roja, se usarán, especialmente para los procesos descongestivos de la piel. La caléndula, la manzanilla y el sauce, como productos calmantes. La manteca de karité, el té verde, el aceite de aguacate, la jojoba y el argán, como productos protectores y anti irritantes.

 

 

Propiedades de una crema hidratante para la piel sensible eficaz.

 

Una crema para tratar la piel sensible ha de abordar ciertos aspectos no solo como productos de tratamiento sino también de prevención:

 

  1. Descongestionar y calmar.
  2. Mejorar la circulación venosa.
  3. Proteger.
  4. Restablecer la estructura del tejido extracelular.
  5. Acelerar procesos de regeneración celular.
  6. Hidratar en profundidad.
  7. Engrosar el cutis.

 

Según opiniones de los expertos una crema para piel sensible es efectiva si se combina con rutinas de cuidado adecuadas y hábitos de vida saludables.

 

Todo tratamiento a seguir vendrá determinada por el tipo de piel, grasa, madura o seca, teniendo en cuenta el grado de sensibilidad a determinados productos.

 

  1. Para la limpieza del rostro se elegirán esponjas de un material especial, o con paños de algodón, deberán ser muy suaves como aguas micelares, desmaquillantes en crema o tipo gel, siempre evitando la fricción excesiva del tejido.

 

  1. Podremos utilizar tónicos libres de alcohol a base de sustancias descongestivas, intentando que estas puedan pulverizarse, para no tener que friccionar la piel.

 

  1. Los exfoliantes utilizados en estos casos serán de tipo enzimático y químico muy suave como ácidos de frutas.

 

  1. Utilizaremos mascarillas calmantes, como las de barros, arcillas o algas que se aplicarán siempre en frío sobre la piel, al menos una vez a la semana.

 

  1. Para finalizar el tratamiento, aplicaremos una crema hidratantes para piel sensible tantas veces como la piel demande y evitaremos en la medida de lo posible la exposición solar.

 

  1. Aplicar una crema para piel sensible de noche, de carácter reparador, es fundamental ya que es en este momento cuando la piel se regenera.

 

Consejo profesional:

 

La higiene de la piel deberá ser suave y frecuente, deberemos proteger e hidratar la piel con productos, que no taponen el poro, ya que recordemos que las pieles grasas, también pueden presentar características irritativas.

Evitar exposiciones al sol, al frío o al viento. No utilizar aguas de composición calcárea y mantener una alimentación equilibrada y saludable.

 

La piel y el estrés:

 

Como ya hemos comentado anteriormente, la piel refleja muchas cosas, y entre ellas muchos estados de ánimo.

El estrés es uno de los principales factores que hacen visibles en la piel, señales de envejecimiento prematuro, alteraciones de la degradación del colágeno, como la flacidez, un aumento de la producción de sebo,…

 

El estrés y el insomnio también causarán tensiones en los músculos faciales, produciendo arrugas, saturará el tejido sanguíneo, produciendo enrojecimiento y sensibilidad a la piel, observándose pieles desvitalizadas y poco nutridas.

Procesos irritativos de la piel, como la psoriasis, los eccemas crónicos, o la sensibilidad de la piel, empeorarán en épocas de nervios o estrés.

 

Realmente no existe ninguna palabra que defina la piel como “estresada”, pero todas las alteraciones más comunes de la piel, o incluso las más difíciles de tratar siempre irán relacionadas, con esta patología de carácter nervioso y por ello aunque comprar una crema para piel sensible de calidad forme parte del tratamiento, tenemos que tener una visión más global de los problemas cutáneos.

Más
Mostrando 1 - 26 de 26 items
Mostrando 1 - 26 de 26 items